Sala de 4

Salas 1 sección: 4 años: azul y verde turno mañana y tarde.

Desarrollo neurológico

  • Equilibrio dinámico.
  • Iniciación del equilibrio estático.
  • Lateralidad: hacia los 4 años aproximadamente, la mano dominante es utilizada más frecuentemente.
  • Hacia ésta edad se desarrolla la dominancia lateral.
Desarrollo cognositivo
Gran fantasía e imaginación.
Omnipotencia mágica (posibilidad de alterar el curso de las cosas).
Finalismo: todo está y ha sido creado con una finalidad.
Animismo: atribuir vida humana a elementos naturales y a objetos próximos.
Sincretismo: imposibilidad de disociar las partes que componen un todo.
Realismo infantil: sujeto a la experiencia directa, no diferencia entre los hechos objetivos y la percepción subjetiva de los mismos (en el dibujo: dibuja lo que sabe).
Progresivamente el pensamiento se va haciendo más lógico.
– Conversaciones.
– Seriaciones.
– Clasificaciones.
Desarrollo del lenguaje
Comienzan a aparecer las oraciones subordinadas causales y consecutivas.
Comienza a comprender algunas frases pasivas con verbos de acción (aunque en la mayoría de los casos supone una gran dificultad hasta edades más avanzadas, por la necesidad de considerar una acción desde dos puntos de vista y codificar sintácticamente de modo diferente una de ellas).
Puede corregir la forma de una emisión aunque el significado sea correcto. 
Desarrollo socio-afectivo
Más independencia y con seguridad en sí mismo.
Pasa más tiempo con su grupo de juego.
Aparecen terrores irracionales. 
Psicomotricidad
Recorta con tijera.
Por su madurez emocional, puede permanecer más tiempo sentado aunque sigue necesitando movimiento.
Representación figurativa: figura humana 
Lenguaje y comunicación
Los pronombres posesivos “el mío” y “el tuyo” se producen.
Eran precedidos desde los 36 meses por las expresiones “mi mío” y “tú tuyo” y (“su suyo”).
Aparece con cuando expresa instrumento, por ejemplo: golpear con un martillo.
Los adverbios de tiempo aparecen “hoy”, “ayer”, “mañana”, “ahora”, “en seguida”.
Entre los 54 y 60 meses aparecen circunstanciales de causa y consecuencia “el gana porque va deprisa”, “El es malo, por eso yo le pego”. 
Inteligencua y aprendizaje
Agrupar y clasificar materiales concretos o imágenes por: su uso, color, medida…
Comenzar a diferenciar elementos , personajes y secuencias simples de un cuento.
El niño aprende estructuras sintácticas más complejas, las distintas modalidades del discurso: afirmación, interrogación, negación, y se hacen cada vez más complejas.
Las preposiciones de tiempo son usadas con mucha frecuencia.
Los niños/as comienzan a apreciar los efectos distintos de una lengua al usarla (adivinanzas, chistes, canciones…) y a juzgar la correcta utilización del lenguaje. 
Juegos
Los logros más importante en éste período son la adquisición y la consolidación de la dominancia lateral, las cuales posibilitan la orientación espacial y consolidan la estructuración del esquema corporal.
Desde los cuatro a los cinco años, los niños/as parecen señalar un perfeccionamiento funcional, que determina una motilidad y una sinestesia más coordinada y precisa en todo el cuerpo.
La motricidad fina adquiere un gran desarrollo.
El desarrollo de la lateralidad lleva al niño/a a establecer su propia topografía corporal y a utilizar su cuerpo como medio de orientarse en el espacio. 
Hábitos de vida diaria
– Va al baño cuando siente necesidad.
– Se lava solo la cara.
– Colabora en el momento de la ducha.
– Come en un tiempo prudencial.
– Juega tranquilo durante media hora, aproximadamente.
– Patea la pelota a una distancia considerable.
– Hace encargos sencillos. 
Evolución del lenguaje a los 4 años

Es una etapa en la que el niño observa mejor la realidad concreta. El mundo no es para él más que una respuesta a sus necesidades y deseos.
Que el niño pueda gracias al relato anticipar sus acciones futuras mediante la representación verbal, tiene tres consecuencias para el desarrollo mental:
1) Un intercambio posible entre individuos, es decir, el inicio de la socialización de la acción (pues mientras el lenguaje no ha adquirido una forma definitiva, las relaciones entre individuos se limitan a la imitación de gestos corporales).
2) Una interiorización de la palabra, es decir, la aparición del pensamiento propiamente dicho, que tiene, como soporte el lenguaje interior y el sistema de signos.
3) Una interiorización de la acción, la cual de puramente perceptiva y motriz que era hasta los 18 meses puede a partir de ese momento reconstruirse en el plano de las imágenes y de las experiencias mentales.
En la medida que puede verbalizar su acción y relatar acciones pasadas, existe un mayor intercambio entre él y los demás. Pero no creamos que el niño comunica enteramente su pensamiento. Comprobamos que en esta época son muy rudimentarias las conversaciones entre niños. Comienza la etapa de los por que , mediante esta pregunta el niño no busca una explicación objetiva, que no estaría en condiciones de comprender sino la relación que pueda existir entre el objeto de su pregunta y sus necesidades, sus deseos o temores
lenguaje socializado, mediante el que el niño intercambia realmente su pensamiento con el de los demás, poniéndose en el punto de vista del interlocutor. El lenguaje egocéntrico disminuye gradualmente y va dejando paso al lenguaje socializado. El lenguaje socializado aparece desde el primer momento en el habla infantil, pero al principio sólo representa un pequeño porcentaje dentro del lenguaje espontáneo total. Como categorías dentro del lenguaje socializado Piaget distingue: la información adaptada, la crítica, las órdenes, ruegos y amenazas, las preguntas y las respuestas.

Entre los 4 y 5 años
Comprende algunos conceptos relativos al espacio, como “detrás”, “al lado de”.
Entiende preguntas complejas.
El habla es comprensible pero comete errores al pronunciar palabras complejas, difíciles y largas, como “hipopótamo”.
Vocabulario de 1.500 palabras aproximadamente.
Utiliza el tiempo pasado de algunos verbos irregulares como “tuve”, “fui”.
Describe cómo hacer cosas como pintar un dibujo.
Define las palabras.
Enumera elementos que pertenecen a una categoría, como animales, vehículos, etc.
Responde a las preguntas de “¿Por qué?”